Hijo

La noche en que tú naciste

descubrí mi gran amor,

eras un niño, un ángel

de ojos abiertos, un sol.

Permanecimos en calma,

flotando en un dulce ensueño,

pecho, leche, cuna, magia,

placidez y embeleso.

Contigo la tarde es rosa,

el cielo sereno y claro,

el silencio acogedor,

el invierno es verano.

Ojalá hubieras podido

a mis pechos enlazarte,

del blanco néctar libar,

de arrobamiento colmarme.

Galaxias en tu mirada

azabache y profunda

refulgen en el espacio

donde se pierde mi angustia.

Príncipe de mis desvelos,

eres la luz que me guía

por el angosto sendero

de esta impredecible vida.

La noche en que tú naciste

descubrí mi gran amor,

eras un niño, un ángel

de ojos abiertos, un sol.

*****

A mi hijo Juan, luz de mi vida.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s